Claves para la recuperación de Mikaela de la adicción a la metanfetamina

Foto de Mikaela, una entrenadora que vive en Wisconsin

Publicado el 25 de Abril de 2022

La segunda vez que Mikaela trató de recuperarse de la metanfetamina, llamó a Face It TOGETHER. Hizo toda la diferencia.

“Kattie me llamó el día después de que me comuniqué. Tenía mucha abstinencia y ella me habló sobre eso,” ella dijo. "Cambio mi vida."

Cuando Mikaela se recuperó por primera vez, no se mantenía activa en su recuperación. Fue un año de cambios: se casó y tuvo a su segunda hija, pero no contaba con las herramientas adecuadas para evitar una recaída.

“Hay que dar el 110%. Eso vale para cualquier cosa, no puedes hacer nada a medias, pero especialmente en la recuperación. La primera vez que estuve sobria probablemente solo di el 80% y no fue suficiente,” ella dijo. “Una vez que comencé a hacer todas estas cosas para mejorar mi vida, fue cuando mi vida mejoró. No puedes esperar y orar sin hacer el trabajo.”

Después de la recaída de Mikaela, o la recurrencia de los síntomas, se abrió a su esposo y familia. Ya no quería mentir ni esconderse. Fue entonces cuando decidió buscar asesoramiento en línea. Su segunda hija tenía solo seis meses y no podía ausentarse de casa durante 30 días para ir al tratamiento.

“Encontré Face It TOGETHER y me encantó que básicamente eran personas como yo las que se ponían sobrias y decidían que querían ayudar a otras personas,” ella dijodijo. "Dije: 'Sí, vamos a intentarlo.'"

Inicialmente, Mikaela se mostró escéptica sobre el enfoque.

“Estaba pensando para mis adentros, '¿Cómo esta mujer me mantendrá sobrio en cuatro estados de distancia, cuando una rehabilitación a una hora de distancia no funcionó para mí?'” ella dijo. “Pero resulta que es una gran persona. Además de ser mi entrenadora, se ha convertido en mi amiga.”

Aunque Mikaela vive en Wisconsin y Kattie está en South Dakota, ha podido conectarse de una manera que no puede con la mayoría de su familia.

“No tengo familia que realmente entienda la lucha. Incluso mi esposo, que ha hecho mucho por mí en la recuperación, nunca ha consumido drogas. Él no conoce la batalla,” ella dijo. “Cuando hablo con Kattie, es bueno que lo entienda. Nunca pensé que fuera posible que ella tuviera tanto impacto en mi vida y estuviera tan lejos.”

Mikaela ha apreciado especialmente la ayuda de Kattie cuando se trata de su gran ansiedad.

“Cuando dejas la metanfetamina, estás ansioso las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Todavía estoy luchando con eso; mi estado mental no está donde necesito que esté. Kattie me mantiene encaminada y me recuerda lo que debo hacer por mí misma,” ella dijo. “Porque la primera vez que estuve sobrio, no hice nada por mí mismo.”

Kattie ha ayudado a conectar a Mikaela con otros recursos para la ansiedad y el trauma no resuelto, incluidos EMDR y meditación. También animó a Mikaela a ser más abierta con los demás.

“Siempre he sido una persona muy cerrada. Kattie me ha enseñado a no hacer eso. Ella dirá: 'Nadie se beneficiará de que estés en esta posición'. Ha sido una gran revelación,” ella dijo.

Como resultado, las relaciones de Mikaela son más fuertes.

“Cada relación, desde mis padres hasta mis clientes, fue una mentira. Tuve que empezar de nuevo,” ella dijo. “Ahora, siento que realmente puedo ser yo. No tengo que mentir o encubrir quién soy.”

A lo largo de su trabajo de recuperación, Mikaela intenta ser la mejor versión de sí misma.

“Estoy en un muy buen lugar en mi vida. Siento que realmente he terminado con las drogas,” ella dijo. “Solo quiero estar saludable y mejor, amar a mi familia y abrazar mi vida tal como es hoy.”

Mirando hacia atrás, Mikaela cree que Face It TOGETHER jugó un "papel tremendo" en su recuperación.

“Si no hubiera levantado el teléfono ese día, no sé si estaría sobrio en este momento. Estoy agradecida por Kattie y la organización en su conjunto: es una hermosa, hermosa contribución a la comunidad de adicciones,” ella dijo. “He estado pensando en volver a la escuela, que es algo que nunca pensé que diría. Soy optimista para el futuro y nunca lo fui.”


Más historias